Calmar la artritis reumatoide

Aunque siempre es conveniente consultar con el especialista sobre las opciones más adecuadas para nuestro caso, estos remedios naturales pueden serte de gran ayuda para combatir los síntomas de la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que puede afectar múltiples articulaciones en el cuerpo. Se trata de una enfermedad autoinmunitaria en la que el sistema inmunitario, que normalmente funciona para protegernos de las infecciones, ataca por error el revestimiento de las articulaciones.

Ciertamente, la gravedad y la duración pueden variar mucho de una persona a otra. Los brotes de artritis reumatoide generalmente involucran dolor en las articulaciones, hinchazón y rigidez, junto con la fatiga general.

Estos síntomas pueden dificultar las actividades de la vida diaria y pueden variar de intensidad. Además, las causas de esta enfermedad suelen ser factores externos como el estrés, infecciones o simplemente un mal descanso.

Estos son algunas preparaciones medicinales que puedes hacer en casa para calmar la artritis reumatoide:

1. Cúrcuma

Los ingredientes activos de la cúrcuma pueden tener propiedades antiinflamatorias.En este sentido, se ha demostrado que la cúrcuma ayuda a mejorar la circulación.

Asimismo, un estudio publicado en 2016 confirma que el extracto de cúrcuma parece reducir los síntomas de la artritis. Aunque se necesita más investigación, procura incluir esta especia como aditivo en tus bebidas y recetas.

2. Té de ortiga

Un excelente remedio natural para la artritis reumatoide es tomar té de ortiga. Esta planta tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias que ayudan a eliminar las impurezas de la sangre y aumentan la inmunidad, Así las cosas, mejoran el dolor y la inflamación que acompañan ​​a la artritis.

El consumo regular de ortiga contribuye a la excreción de ácido úrico, por lo que este té también está indicado como un remedio casero para la gota y la artritis gotosa. No obstante, es importante no tomarlo con otros diuréticos o medicamentos para disminuir la presión arterial.

3. Jengibre

El jengibre se recomienda desde hace tiempo para las personas con inflamación crónica y dolor. Se puede agregar a las comidas o bien tomar suplementos que contengan jengibre.

Por otro lado, el aceite esencial de jengibre puede contener otros compuestos que alivian los síntomas de la artritis reumatoide. Un estudio llevado a cabo en 2016 indica que gracias al uso de su aceite esencial se puede reducir la inflamación crónica de las articulaciones.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *